¿Está listo para cambiar la forma de aprender? Entre ahora →

Blog

Capacitaciones virtuales para empresas: ¿cómo hacer que funcionen?

Blog

Las capacitaciones virtuales para empresas representan una opción económicamente efectiva y le permiten al empleado recibir entrenamiento en su propio momento y tiempo.

La flexibilidad y comodidad de las capacitaciones virtuales ha contribuido a su rápido crecimiento en el ambiente corporativo en los últimos años.

En primer lugar, en una capacitación tradicional o presencial el instructor tiene el control del contenido, del tiempo y del momento en que se lleva a cabo el curso. El asistente tiene un rol más o menos pasivo. Mientras que en las capacitaciones virtuales existe un diálogo en el cual, tanto el interlocutor como el receptor pueden interactuar, participar y cuestionar.

El asistente puede tener el control de algunos aspectos como cuándo toma el curso, cuántas veces revisa el contenido, el momento y lugar en que lo hace y la forma o el medio con el cual complete algunos ejercicios.

También tendrá la ventaja de poder interactuar con otros compañeros y el tutor a través de trabajos grupales, videoconferencias, chats, gamificación, vídeos, audio y ejercicios con herramientas multimedia.

Las capacitaciones virtuales y la interactividad que ofrecen, motiva a los usuarios y aumenta el compromiso con el aprendizaje. Los empleados pueden de forma segura practicar habilidades que necesitan en su ambiente laboral a través de simulaciones, solución de problemas y viajes virtuales.

También, dependiendo del diseño del curso, practicar la reflexión a través de la solución de problemas y la toma de decisiones en un ambiente seguro y libre de riesgos, Estas capacitaciones virtuales también ofrecen una excelente oportunidad para el aprendizaje social, además, el empleado o asistente virtual puede trasladar inmediatamente el conocimiento obtenido a su ambiente de trabajo y ponerlo en práctica de forma inmediata.

Una vez repasadas las ventajas de las capacitaciones virtuales para empresas, ahora veremos cómo implementarlas para que funcionen.

Desarrolla el contenido adecuado al ambiente virtual. Aunque se puede utilizar el contenido de las capacitaciones presenciales es importante realizar un dedicado proceso de virtualización de contenido.

Para hacer esto, idealmente se debe tener el apoyo de un diseñador instruccional, él o los expertos en el tema y un diseñador gráfico, ellos brindarán apoyo en la estructura y elección de los recursos y herramientas multimedia que se van a utilizar.

Para esto, es imprescindible haber realizado un cuidadoso análisis del público objetivo, los objetivos del curso, y el contenido. Con base a esto se elegirá el material que se puede re-utilizar, el que se debe adaptar y el que se debe crear.

Si el objetivo es que las capacitaciones virtuales sean exitosas se deberá invertir tiempo y recursos en el diseño y producción de los mismos.

Ahora, una vez realizado el diseño y la debida planeación, es hora de Identificar cuál será el modelo que se utilizará para la instrucción y aprendizaje, luego se explorará e identificará el tipo de recursos que se adapten a este modelo y a los recursos disponibles.

Hoy en día es fácil tener acceso a herramientas para la creación de actividades o material interactivo, tanto de pago como gratuitas, hay que saberlas aprovechar para poder generar recursos que motiven e involucren a los participantes en todo momento. Procura utilizar material visual e historias con las que los empleados se identifiquen.

En el ambiente laboral la gamificación ha tenido mucho éxito. A las personas les agrada el aspecto competitivo y el reto que representa, esto en consecuencia, aumenta la retención, motivación y compromiso, la ventaja de las capacitaciones a nivel corporativo es que todos pueden involucrarse y participar. No solamente los empleados, también los directivos y mandos medios, éstas capacitaciones virtuales ayudan a crear una cultura de actualización profesional constante y a los empleados les encanta poder agregar conocimientos y experiencia a su hoja de vida.

Utiliza el “storytelling” en los cursos, aprovecha las mismas experiencias de la vida real que han sucedido en la empresa para entrenar a los empleados, de esta forma podrán practicar con situaciones reales la solución de problemas y la toma de decisiones y podrán identificarse con las situaciones que les han ocurrido o podrían ocurrir.

Es de vital importancia hacer uso de imágenes, infografías, fotos y gráficas para comunicar contenido, imágenes que evoquen positivismo en los empleados y con las cuales logren identificarse. Elige cuidadosamente los colores y el diseño de manera que la interfaz y el contenido sean fácilmente navegables y agradables a la vista.

Si se desea que la capacitación virtual de la empresa sea exitosa, es recomendable que se tenga un buen sistema de apoyo dispuesto para los empleados, en los ambientes virtuales este aspecto es indispensable, ofrece tutoriales y ejemplos.

En el aspecto técnico y en el pedagógico la retroalimentación debe ser pronta para evitar que el problema se vuelva mayor. Hazle saber a los participantes que contarán con el apoyo del personal, instructor o facilitador, para resolver cualquier eventualidad o duda que surja. Facilita los contactos, horarios y canales disponibles para la comunicación. Una buena práctica es tener videoconferencias semanales para poder resolver

Nombrar líderes o mentores que ya tienen el conocimiento en el tema, que apoyen con la solución de dudas, también es beneficioso. Y por último, llevar a cabo encuestas de satisfacción y de opinión para conocer cómo se sienten tus colaboradores y evaluar el cumplimiento de objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En CognosOnline contamos con un equipo de profesionales: desarrolladores y diseñadores, que le ayudan en la construcción de contenidos atractivos para asegurar el éxito en sus programas de capacitación.